Ghost

My Button Collection

Mi amor.. Mi prima

Bueno, lo mío empezó cuando era pequeña pero no cambió, ella era mi prima, nos odiábamos de chicas pero duró unos 10 años. Nos veíamos y nos matábamos… eramos inseparables igual, yo era como la que más criticaba toda la familia porque me lastimaba, siempre era como la rara para ellos, nunca entenderé el porqué, la primera vez que sentí algo fue cuando tenía 12. Estábamos en su casa en el cumpleaños de alguno de la familia no recuerdo bien quien, entonces Camila, la vecina de la casa de mis abuelos me invita a jugar basketball y yo no sabía si jugar o no porque no nos llevábamos bien, ella estaba celosa de la relación que llevábamos mi prima y yo cosa rara, ya que no nos llevábamos tan bien pero íbamos mejorando de a poco..

Estábamos jugando, entonces ella, me tiró muy fuerte la pelota y me da en la panza. Los mayores estaban adentro bebiendo y festejando mientras jugábamos, entonces yo caigo y empiezo a toser. Mi prima Mina viene y me pregunta cuántos dedos veo, entonces me llevan para el fondo porque no querían que los retara yo me había clavado una piedra en la mano y me sangraba un poco, entonces yo no sabía qué pasaba, cuando me abrazó había una conexión amorosa o algo así sentía , pero ella tenía una bandita porque sabía que siempre era tonta para eso y las tenía con ella por las dudas, entonces ahí fue cuando empece a sentir cosas por ella pero no sabía si ella por mí..

Pasaron los meses y cada vez nos llevábamos mejor. Más abrazos, más cariño incluso dormimos juntas varias veces. Pero después de un año yo empecé con los novios. A ella no le gustaba y los regañaba como diciendo “Cuídala si no no tienes derecho de estar con ella pendejo” o algo así, después hubo problemas entre la familia y no hablamos durante un año, ella había cambiado pero cuando me vio ese día no me dejó en paz, lo raro para mí fue que no me disgustó que fuera ella así, yo le dije cuando la vi; “Mina estás más linda pequeña picarona”,  ella se rió y me abrazó, conjunto a eso me dio cantidad de besos en la mejilla diciendo, “Danu te extrañé, la próxima vez que pase juro que salimos juntas, no puedo no verte así como ellos se les canta no se qué se creen, te quiero" para eso yo tenía 15 y ella 16.. Un día mi tía (la mamá de ella) se ofrece a que me quede a dormir por problemas familiares en mi casa, mi papá se había enojado, mi abuela tenia unas cosas que hacer y mi mamá no estaba de humor, porque ese día tenia un 15. Ella estaba enojada así que tuve que ir a su casa sin más opción, me llevó mi tía a la fiesta, y fui a su casa a dormir y de nuevo a mi casa, no estuve mucho con ella pero me di cuenta de que me observaba mientras dormía porque desperté y ella estaba tocándome el cuerpo y tenía la remera levantada y le pregunto "¿qué haces? si querías tocarme podías preguntarme" riéndome.. sabiendo que lo que hacía no era correcto pero su cara lo quería y estaba completamente hipnotizada cuando me tocaba aunque fuese así. Ella me pidió de una forma excitante mientras se tiraba arriba mío lentamente, "¿Puedo besarte?" y yo estaba sin hablar, ella se me acercaba cuando mi tía viene yo me acomodo la ropa rápido y ella sale de arriba mío, su mamá dice; "¿Dani te querés quedar de nuevo dentro de un mes? es que El tío Sandro y yo vamos a salir, así que queda Mina, vos, Fer y Luciano" yo le susurro a Mina "vos querés que me quede?" Ella asciende  con la cabeza y respondí que sí. 

Pasados un mes, me quedé a dormir en lo de ellos como siempre. Normalmente de día eramos inseparables ya que sus demás hermanos eran varones pero en eso viene un novio mío que tenía dando vueltas y como vivía dentro de la zona él vino a verme, ella lo miró con desprecio mientras me besaba y él se dio cuenta, entonces mientras me besa saca la lengua y me chupa los labios. En ese entonces no sentía mucho por él, teníamos unos problemas y no recuerdo por qué cortamos, entonces ella viene se acerca y dice “Haber haber ch ch ch como mueve la lengüita" en tono irónico mientras le dijo a mi novio "Haber ya que tanto miras para acá bésala y tócala si te animas" yo entre en tensión y me estaba yendo para el baño, ya que se estaban peleando de una forma rara entonces, Ema (Mi novio), me agarra y me empieza a abrazar y me besa mientras Mina lloraba, entonces viene, lo empuja, me besa y sentí como si estuviera sola con ella, su lengua, era tan lindo como se sentía, y yo empezando a llorar Ema dice “La hiciste llorar, ahora te la arreglas vos porque vos armaste el alboroto”. No hablamos en todo el día pero en un momento llegada la noche ella viene y se disculpa, yo aceptando sus disculpa preparada para dormir se mete en mi cama y me pregunta “¿Qué sentiste con el beso?" yo sorprendida le dije "Fue muy diferente a los demás creo que fue más lindo que con él, me sentí como si estuviera con vos nada más" entonces se sonríe y dice "¿Repetimos?”, y nos besamos. Su lengua dentro de mi boca. Sentí como si me dejara una marca ardiente que no podría sacar, entonces ella me empieza a tocar la panza subiendo mi remera y tocándome los senos, quitando el corpiño, dejándome desnuda arriba, y yo le empiezo a besar el cuello mientras ella me tocaba y sacando su corpiño ya que ella estaba en ropa interior.

Nos besamos, en ese momento yo tomé la delantera sacando sus boxers y ella sacaba los míos. Sus dedos tocándome, jugando con mis pechos y yo queriendo gemir de placer.. ella me miró llorando y se rió mientras me bajaba los boxers, yo me tiré sobre ella, cuando de repente ella estaba asustada y con la excitación que teníamos, así que lentamente fui besándole el cuerpo hasta llegar a su vagina y besándole las piernas tan suaves que tenia su suave cuerpo, para calmarla y hacerle saber que iba a estar bien, le di un beso y ella me dijo “Sigue por favor no me aguanto, te amo tanto, desde que eras tan pequeña, yo estoy enamorada de ti" sus palabras penetraron fuertemente en mi pecho que la abracé y llorando le dije "yo te amo, y aunque seamos primas Mina, yo voy a estar contigo siempre"entonces mientras besaba sus piernas le hice Sexo Oral, ella no podía gritar porque sus hermanos la escucharían, después de eso ella besándome se tiró sobre mí y me metió un dedo, me dolía.. pero al mismo tiempo me gustaba porque era ella quien lo hacia, hasta que me corrí y ella también en mi pierna mientras me besaba, y estábamos tan cansadas que no nos dimos cuenta que era de día. Estábamos abrazadas y desnudas a la vez, su hermano entró a la pieza y nos vio pero estábamos tapadas, y dijo "¿ya están arregladas otra vez?"nos reímos y dijimos "sí estamos mejor que antes”. pasó el día y lo hicimos de nuevo varias noches pero la última noche se sintió mejor que las demás y hasta ahora pasaron 2 años, y es nuestro pequeño secreto, somos felices así, aunque nos arreglamos de los problemas, nos cambiamos al mismo colegio y las veces que nos besamos se sienten excitantes con el hecho de que algún compañero de clase o profesor nos vea.. ahora yo tengo 17 y ella 18, estamos enamoradas y no nos van a separar me di cuenta desde hace un tiempo que ella era la mejor, la mujer de mi vida y espero que esto dure mucho más tiempo a pesar de las consecuencias la amo con mi vida, es la mujer de mis sueños, la mujer que me hace tan feliz.. La amo.

Dana

Nunca he estado con una chica :$

Encontré esta página buscando respuestas a esto que siento.

La conocí hace dos meses. Y ahora no puedo dejar de pensar en ella.
Tengo 2O años, ella tiene 19. Nos conocimos por el trabajo. Ambas trabajamos en una guardería. Y resulta ser que yo ya había trabajado ahí, pero me salí hace dos años y ahora regresé de nuevo, porque tengo que pagar mis estudios.

Entré como si nada mientras ayudaba a una maestra a cuidar a sus niños, cuando me dice la coordinadora: Ale necesito que vayas a C1, por favor. Claro que yo fui y cuando entré, ahí estaba ella, cambiando de ropa a un niño, y la vi, sólo pensé: Qué bonita es. Y nerviosa le dije: Quieres que te ayude a cambiarlos? Y ella con un simple: Sí.

Terminamos, dormimos a los niños y ella se fue. Por cosas que no sé, ese día salió antes de su horario y la cubrió otra maestra. Yo me quedé.
La coordinadora habló conmigo y me dijo que de ahora en adelante apoyaría en esa sala desde las 9:00 am en adelante, me vino bien.

La verdad es que ya me había estado con otras chicas, pero simples besos de roce en los labios, pero nunca me declaré les o bi, a mi parecer me sentía hetero, pues mis relaciones siempre han sido con chicos, de hecho, cuando entré a la guardería acababa de terminar una relación con un chico del cual había estado tan enamorada y que hasta hace poco pensaba que nunca lo iba a olvidar y lloraba a diario por él, aún así cada que la veía a ella, yo pensaba, que se sentirá besarla o más aún, qué se sentirá estar con ella, sexualmente.

Nos hicimos excelentes amigas, ella y otra compañera que estaba con nosotras en la misma sala, las 3 nos llevamos de maravilla.

Pero todo comenzó un día que fuimos a un bar lounge gay, esa noche confirmé las sospechas que tenía de ella, que ella tenía novia. Ahí estaba su novia, pero ella con su grupo y nosotras con el nuestro, ella se rolaba un rato acá y un rato allá, claro no había nada evidente porque habían más amigas nuestras, del trabajo, al final decidimos ir a una disco lounge y dejar ese bar, todas nos fuimos excepto ella, ella se quedó con su novia, puesto que yo las traía en mi camioneta, no sé, me dio algo de celos saber que se quedaría ahí con ella. Aunque dijo que nos alcanzaría en un rato. Llegó con nosotras a las 2:00 am a la disco y la vi ahí bailando, me encantaba pero trataba de evitar esos sentimientos porque de niña los había sentido de esa manera. Yo seguí bailando con cada chico que se me acercaba, pero quería bailar con ella y bailamos sí, pero sólo eso. Yo tomé demasiado, todas lo hicimos y ella que era la menos tomada manejó hasta otro bar lounge. Ahí estuvimos un buen rato hasta que nos fuimos y al final nos llevó a su casa a mí y a nuestra otra amiga, las 3 dormimos juntas en la cama de su mama, nos quedamos dormidas como a las 6:00 am y cuando desperté, ella ya no estaba, tenía que ir a la escuela temprano y yo sólo me desperté, me vestí y me fui a mi casa, y a mi otra amiga la esperé para que también se fuera a la suya.

El lunes hubieron cambios de maestras y a todas nos movieron de sala después de una junta el sábado por la mañana, ella se quedó en C1 y yo y nuestra otra amiga quedamos juntas en LB (Cuidábamos bebés y ella niños de 3 a 4 años)

Ella organizó una pijamada de nosotras 3 y me lo hizo saber por medio de nuestra amiga, en la comida me preguntó si iba a ir y le dije que sí, el sábado por la noche llegué a su casa con cerveza y compramos cigarros. Yo les había enseñado a ellas una semana antes unos cigarros exquisitos que ella nunca antes los había fumado, yo los llamo X-box por la pies ruta que tienen de mentol parecida al lobo del juego X-box y a ellas les encantaron, claro que dejaron de fumar lo que antes fumaban para comenzar a fumar los cigarros que yo fumaba.

Esa noche nos embriagamos. Bueno a decir verdad, yo tomo empedernidamente que no es tan fácil embriagarme, así que yo no estaba borracha, y ellas no lo sé, dicen que sí. Jugamos botellita después de acabarnos toda la cerveza y comenzamos primero con verdad o reto, yo comencé a preguntarles cosas triviales, ¿Eres virgen? ¿Con cuántos? Etc, y me di cuenta que yo era una puta a lado de ellas, pues dijeron no ser virgen pero que sólo lo habían echo con 1 persona, y cuando me preguntaron a mí, pues yo lo he hecho con varios, exactamente con 6, son pocos pero para ellas era lo suficiente. En fin, nuestra otra amiga fue quien comenzó con los retos y nos retó a ella y a mí a besarnos y lo hicimos, fue un beso de 2 segundos, un roce, pero me puse nerviosa y los retos de besos seguían, sólo que más fuertes, ahora eran de 10, 15, 30 segundos, besos cachondos, de lengua, me besé con ambas, pero sólo con ella sentí que esos besos me encantaban!

Después comenzamos a retos de quitarnos ropa, y ha hacernos striptise, ella se quitó toda la ropa, excepto su bóxer y me hizo un striptis. Yo le hice uno a ella y a mi otra amiga y viceversa, estábamos todas desnudas sólo con bóxer, tapadas después nos vestimos, vimos pornos y seguimos jugando piedra papel o tijeras y los retos ahora eran de besos y tocarnos, besarnos partes del cuerpo, al final nos dormimos como a las 3:00 am aunque yo no dejé de pensar en esos besos.

Después de eso comencé a pensar más seguido en ella, en el trabajo nos veíamos y ya no aguantaba la hora para salir a comer con ella, quería repetir esos besos y estar con ella. Platicamos todas las noches, de cualquier tema, nada en específico y yo tratándola de conquistar cumpliendo sus caprichos, mientras me fumaba X-no y ella me decía que quería unos y yo al otro día le dejaba unos en su lonche y hasta hace unos días nos vimos en una plaza, porque le invité unos cigarros, claro para no ser tan obvia invité también a nuestra amiga y estábamos ahí las 3 fumando y tomando whisky en una plaza, de noche obvio.

Al final estábamos buscando en Google maps una dirección de una casa a donde íbamos a ir la noche siguiente y estábamos las 3 juntas como formando un triángulo, mientras buscamos en el mapa la dirección, ella se comenzaba a acercar más a mí y yo muriéndome de los nervios pero sin ser obvia porque estaba nuestra amiga ahí, al final regresé a mis asuntos y ellas a sus casas y yo y ella platicando por inbox y me preguntó que si estaba con alguien, le dije que sí. Me preguntó que si me iban a coger y le dije que no, que sólo era compañía, era otra amiga mía, le dije yo muy presumida que sabía escoger con quién lo hacía. Me preguntó que si también con chavas y le dije que sí, que chavas o chavos pero yo sabía escogerlos, y a decir verdad, con quienes he estado, las chavas son hermosas y los chavos igual, pero siendo sincera me han encantado más las experiencias con mujeres.

Y es que ella me tiene loca, siento como si fuera nueva en las relaciones, le quisiera decir lo que siento, que me gusta, pero siento que aún no es el tiempo, porque ella tiene novia y ella y yo sólo nos dimos unos besos y nos acariciamos en un momento de Yolo. Aunque en mis estados pongo canciones obvias donde le digo todo lo que me encanta, su cara, su piel, su cintura, que casi siempre estoy pensando en ella, y ella les da like y pone cosas como ya díselo, te hará sentir bien, o qué intensa, y así, y ella pone cosas como no pensé que esa noche iba a ponerme tan feliz, o tu me haces bien pinche feliz o mi corazón pide que lo ames o cosas como sólo se que me encantas y bueno Tal ves sean para su novia, aún así yo le doy like y le escribo cosas, pero no se qué va a pasar ahora, desde la primera vez que la vi pensé en como sería besarla y ahora que lo se me encanta y ahora sólo pienso que quiero volver a repetirlo y estar con ella. Mi historia no están interesante como las otras, pero quería contarla c:

EL PACTO DE LOS CUERVOS

Hola  a  todas, y  todos  quienes  leen  este blog.  no  se  si  está  permitido  que un  hombre  escriba, pero hace un  tiempo  escribí un  cuento  que, aunque  el tema  central, no  es  el amor  entre mujeres,  si  tiene  algo  que  ver  ojala y les  guste

un  saludo  muy cordial

L.R.D.A

EL PACTO  DE LOS  CUERVOS
Para  hablar de  Agatha tendría  que  describir  su  físico, ya  que  su  forma  de  ser,  se  escapa  por  completo  a  los  recuerdos  que tengo  de  ella. Era  alta, delgada, piel muy blanca, pelo  ondulado, ojos  claros,  cuando  se  colocaba  sus  lentes  de contacto. De  pequeños  atributos, refiriéndome  a  su  pecho,  pero de  agraciada  silueta, Las  pecas  de  su  cara terminaban   de  colmar  lo  atractivo  de  su  físico  .
Conocí  a Agatha  en la  escuela  de  idiomas  de  la  Universidad. En  aquella época contaba  con su  novio,  entre  esas  amistades  que  se  tienen  cuando  estudias, luego pasa  el  tiempo,  te olvidas  como  es,  y  cuando te  lo encuentras,  es  como  quien  ve  a un  borracho  en la  calle,  pero  no  es  sobre  las  amistades,  el tema  central  de  este  relato, si no una  de   mis  pocas  experiencias  en materia  de  parejas, y perdonen  si  este  fragmento  de  mi  diario,  parece un  relato, pero  es  que  así  se me  hace  más  fácil  expresarme  de manera  escrita.
Decía,  yo  que conocí a  Agatha  de  la  escuela  de idiomas, pues  bien, un  día    saliendo  de  clases,  veo  a  Agatha,  sentada  en la  mesa  de ping póng, llevaba una minifalda  gris,  de  esas  que  con  sólo  dar  la  vuelta  se  levanta,  tenía una lata  de  refresco  al  lado,  y  yo  me  acerqué  a  hablar  con  ella,  tenía  los  pies  cruzados,   y  yo  me  quedé  viéndola  por  largo  rato.
Algo  en  el rictus  de  su cara,  delataba  su  estado  de  ánimo, seguramente  se había  peleado con  el  novio
La  miré  largamente, y  me  acerqué, para  hablarle  un  rato 
-¿Ves  algo  que  te guste?
-Aparte  de  ti, No.
No  supo  que  decir,  así  que  volteo  la  cara.
-¿En qué piensas?
-Yo,  en lo que  haría  si  en  este momento fueras mi pareja.
Se me quedó  viendo, con picardía.
-¿y qué harías?
-¿De  verdad quieres  saber?  Dije  yo,  y  voltee  la  cabeza  hacia  el lado contrario  al  de  ella
-Sí.
Pero  no  pude  hacer  nada, ya  que  se  fue  cuando  su  novio  se  aproximaba   hacia  donde  estábamos  nosotros.  Y  para no  discordar, me fui  también, con  el  pretexto  de  que  necesitaba  hablar  con  la  profesora. Me fui  rumbo  a  mi  casa. Pasaron  tres  días, y nada había  cambiado  entre Agatha y  su  novio,  la  volví  a ver  en la  misma  situación,  ella  sentada  en la  mesa  de ping póng, pero  poéticamente  hablando,  la  esperanza  de  que  yo  hiciera  algo, era una promesa  que  se  sostenía  en el  aire,  y  finalmente  lo hice:
-¿Por fin  sabes  lo que harás  si  fueras  mi  pareja?
-Sí
Acto  seguido  coloqué  mis manos   sobre  sus  piernas, y  las  fui  subiendo muy lentamente, mientras   fijaba  mi  vista  en  ella  hasta que mis manos llegaron  a  estar  debajo  de su falda.
La  vi  sonrojarse, hasta  que me dijo
-¿Sólo  eso?
-.¿Quieres  que haga algo más? Y con los pulgares  hice  una  pequeña  presión  entre  sus piernas.
Se  ruborizó  un  poco,    seguí apretando,  hasta  que  ella  soltó  un  grito  mostrando  que  aquello le  gustaba.
Pensé  en parar, pero  sentí  algo  extraño, jamás había  tenido  esa experiencia  con una  mujer,  y  siendo  presa  fácil  de  la  curiosidad,  seguí haciéndolo, y los gemidos  se habían vuelto mas fuertes  hasta  que  decidí  apagar  su  voz, y  coloque  mi  boca  pegada  a la suya,  sin siquiera  besarla
-¿Por qué hiciste  eso?
-¿Quieres  que  me  detenga?
Y  comencé  a  sacar las  manos  de debajo  de  su  falda
-¿Por qué  pusiste  tu boca  sobre la mía, sin besarme?
-Es  para  que  no  sepan lo  que  estamos haciendo.
En  aquel momento  ese  era  mi mayor temor  que  quienes  estaban  ahí  supieran lo   que  estaba pasando.
-Si querías  eso, entonces  sólo  tenias que besarme, Y lo hice,  volví  a  poner  mis  manos  debajo  de  su  falda, pero  no  moví  los  dedos, me  gustó  entretenerme  con sus  labios. Cuando la  dejé  de besar,  sintiendo  que  su voz  se  quebraba  por  agotamiento  me  preguntó  si   quería  ser  su  pareja, le  dije que  sí.
- Pero ¿y  que pasa  con tu novio?
-No te preocupes por  él,  te  diré  algo, cuando comenzamos   nuestro noviazgo, yo  era  la otra.
Víctima  de  la  emoción,  comencé  a  besarla,  y  a riesgo  de  caer  en lo  erótico,  diré  que  de  su  boca  pasé  al  cuello,  levantaba  la  cabeza,  y  yo  seguía  con lo  que  estaba haciendo, hasta  que   me  detuve
-¿Estás  excitada?
-¿Y tú qué crees?
-No  sé,  es la primera vez  que le  hago  eso a una  mujer.
-¿En serio nunca  se lo has hecho  a ninguna mujer?
-En serio,  ella  se  rió  burlonamente,  y  yo  sentí  eso  que  llaman  estupidez,   la  sentí pesada  sobre mi  cabeza y hombros
-No te  molestes, sí estoy  excitada,  bueno… un poco.
A partir  de  ese  momento  me  volví  la  pareja  de  Agatha.  Los  días  siguientes  a  ese transcurrieron con normalidad.  No  había  visto  a  Agatha y  a  su novio, hasta  que  los  vi  besándose  debajo  del  arco,  cuando  yo  salía  de la  estación  de  metro.
¿Era  yo  su  novia, o  su  amante? Me  escondí para  que  no  me  vieran, quería  agarrar  a Agatha   cuando estuviera sola. Tuve tal  oportunidad, en el baño  de mujeres, cuando  finalmente  me  lo aclaró  todo,  yo  era  la  sal que le faltaba a  su  relación, me explicó  los problemas por los  que estaba pasando  con su novio.  Después  de  eso no volví  a hablar con ella, hasta  que, bueno accedí a ser “la otra”. En  ocasiones, me  besaba  solamente con su novio, en otras  con  ella, y a veces  nos  besábamos los tres,  pero  eso  no me gustó,  así  que cuando  quería  estar  con Agatha, procuraba  que  fuera cuando  estuviera sola.  Después  de todo,  así  lo habíamos pactado  entre  los tres, y  ellos  habían hecho  ese  pacto. Mucho antes, pasados  unos  días,  mi  padre  y  yo, les  dimos  la  cola   a  Agatha y  a su novio, dijo  que  le  gustaría tener  una  pareja con  carro,   miré  por  el  espejo  a mi  amigo  y le dije  ya  sabes lo que tienes que  hacer.
El pana  rió,  y  dijo  de pana.
No  me  gustó  ese  comentario, la mostró como una  mujer  interesada, y  eso  a mi  no  me gusta.
Agatha  se  mostraba  distante  hacia  mí,  me  esquivaba, no quería nada  conmigo. Por más que le  exigía una explicación,  ella simplemente  se  hacia la  loca,  y se me  insinuaba,  pero  la  dejé, la mandé  al  carajo, simplemente  ya no me importaba más, ni  ella  ni su novio-
Ahora  que  recuerdo  el día, en que  toqué por  primera vez la  piel  de una mujer, que no  sea  la mía, me  recuerdo  de  mi  primera   experiencia  carnal, que  terminó  debajo  de las  sabanas, Pero no  estoy  bien para hablar del  tema.

Han pasado más  de tres  años  desde que  nos graduamos,  y  no volví   a saber  nada  de Agatha hasta  hace  tres  horas, que volví  de su funeral, motivo  por  el cual, me  dedico  a  escribir   estas páginas, para  poder  recordarla

Saber que siempre te voy a amar.

Saber que se quedó tanto de ti en mí. Que aunque no lo quiera, aunque tanto lo ignore, tu presencia sigue aquí, como las cenizas de un gran fuego, como el frío dura hasta febrero.

Eres esa carta que nunca he de entregar. Esa canción que quiero volver a escuchar. Eres el agua tibia que anhelan mis manos frías y entumecidas de los roces de otros, de los besos de otros, del amor de otros.

Saber que como tu amor sólo habrá uno, que el primero no se borra, que el primero es más eterno que el sol. Más profundo y más fuerte de lo que me puedo imaginar.

Y no es anhelo, no es que te extrañe y te busque el pensamiento. No es mi cuerpo recordando el paso de tu tempestad, no es mi cuerpo que aún siente tu verano instalado en mi cintura, con tu cabello de sol iluminando cada rincón del cuarto.

Es esta certeza de que en nuestra historia, yo siempre tendré espacio para una última hoja.

http://writeitdowngirl.tumblr.com/

La Prima…

 

Tengo 20 años, nunca he tenido novios y no es porque sea fea, en el liceo me acosaban los chicos pero de verdad nunca me han llamado la atención. A los 12 años veía una telenovela con una de mis primas que se había quedado a dormir en casa esa noche y se estaban dando un beso espectacular, ante esto, mi prima me pregunta si alguna vez me habían besado, a lo que contesté que no, pues era la verdad. Le devolví la pregunta y me dijo que tampoco, entonces me propuso que por qué no lo hacíamos para ver qué se sentía, sin contestarle se fue acercando a mis labios e inocentemente los rozamos, fue algo que erizó mi piel, le dije que las muchachas en la escuela hablaban de que había que tocarnos y chupar la lengua; entonces fui yo quien con más decisión la besé y enrosqué su lengua contra la mía, de verdad que fue grandioso, algo nuevo recorría mi cuerpo y noté cómo a ella se le erizaba toda la piel al igual que a mí. Nos preguntamos mutuamente qué habíamos sentido y la respuesta fue que algo grandioso y electrizante.

Esa noche no pasó nada más pero sí quedó en mí esa llama de pasión y placer antes desconocido. Desde ese momento, sentí deseos de estar con mi prima y no veía el momento de que volviera a casa para tratar de repetir la experiencia, hasta que el siguiente fin de semana, le propuse quedarse nuevamente. Mi cuarto queda en un segundo piso y mis padres en el cuarto de abajo, así que no había problemas en que subieran, cosa que no acostumbraban a hacer una vez que se despedían hasta el día siguiente con un beso y la bendición.

Mis pensamientos giraban en torno a una clase de educación sexual dada por las monjas, claro todo el bachillerato lo estudié en un liceo de salesianas, donde nos habían hablado sobre la masturbación, y de verdad, a esa edad nunca la había practicado, pero sí tenía una inmensa curiosidad. Esa noche le hablé sobre el tema a mi prima quien me dijo que ella sí lo hacía con frecuencia y me explicó cómo hacerlo. Lo hice torpemente y ella se ofreció a ayudarme, nos desnudamos completamente y allí, con la luz que daba el televisor, pude ver con detalles su vulvita sin pelitos, igual a la mía, apenas teníamos 12 años, pero sí muy blanca y abultada, eso me excitó muchísimo, mis pezoncitos se pusieron tiesos y noté que los de ella también, nos acostamos en mi cama, me pidió que abriera mis piernas y poco a poco fue acariciando mi clítoris, muy dulcemente, aún lo recuerdo… me mojó completamente. Luego, llevó una de sus manos hasta mis teticas pequeñitas para la edad, y con gran suavidad las acarició, luego por instinto, metió una de ellas en su boquita y las chupó largamente mientras seguía dándome caricias en mi sexo. Ya no podía del placer, emoción, y algo de miedo y tuve el orgasmo mas maravilloso de toda mi vida. El primero que otra persona me ha producido, luego desmayada del placer, me quedé acostada mientras acariciaba mis cabellos largos, después me pidió que lo hiciera con ella, traté de imitar y hacer lo mismo que ella había hecho conmigo, creo que eso fue lo que me marcó hasta esta edad, sentir su sexo en mi mano, sus pezones entre mi lengua, su lengua entre la mía, qué rico, de verdad, es lo que más me ha gustado en estos 20 años.

Me enamoré como una tonta de mi prima y lo seguimos practicando cada vez que podíamos y teníamos la oportunidad hasta cuando cumplimos 16 años, me gradué del colegio de monjas y conseguí una beca a la capital, cabe decir que soy se los andes. Fue triste e impactante la despedida, de allí mensajes, correos, llamadas pero ya no era lo mismo.

Hace 2 meses mis padres me pidieron que los visitara y fue cuando pude rehacer los primeros placeres sexuales. 15 días a su lado inenarrables pero que de seguro les contaré en privado, mi prima se había desarrollado muy bien, sus senos habían crecido más que los míos, blanquísimos y rosaditos sus pezones, su vulva muy depilada pero bastante abultada al contrario de mis senos medianos y cuquita, como ella le decía, algo pequeña. Recuerdo cómo nos tomamos fotografías desnudas, besándonos, en poses sensuales que aún guardo secretamente en mi PC. Ella no ha podido volver a la capital, me comentó que tenía novio, aunque no se olvidaba de nuestras experiencias. Yo, como les decía al comienzo, no quiero nada con chicos, me reviento de las ganas de estar con una chica de mi edad pero me ha sido imposible porque no he conseguido con quién. En el liceo, ahora en la universidad he tratado de indagar a alguien que tenga mis mismas inclinaciones pero me ha sido imposible, ya que vengo de buena familia, impecable imagen salesiana, hasta representante juvenil de los salesiano en España he sido, y una no puede insinuarse ya que te miran con malos ojos, enseguida te tildan de lesbiana y aunque sé que por ese camino voy debo disimular. Cómo quisiera encontrar una amiga, una compañera que calme mi sed de sexo tal como lo hacía mi prima, en todo este tiempo me he dedicado en aprender las ciencias ocultas de la palería y he empezado a ver resultados sexuales con algunas chicas, a parte colecciono fotografías reales que me envía mi prima de sus amigas en Santo Domingo y en otras partes del continente, me fascina donde aparecen chavalas sin vellos púbicos, con los senos apenas desarrollándoseles y sobre todo en pleno acto sexual, ver fotos y videos donde se besan me apasiona y enciende, suelo encerrarme en mi cuarto a pasar horas enteras sumergida en esas fotos masturbándome una y otra vez, pero no es lo mismo que hacerlo directamente. En verdad deseo entablar amistad con muchachas de mi edad que tengan inclinaciones iguales a las mías para intercambiar experiencias, relatos, fotografías reales, pero sólo damas, nada de aquellos que se hacen pasar por mujeres, confiables, que puedan darme datos para asegurarme que a quien escribo es a chicas de mi mismo sexo, también pueden ser damas de mayor edad que puedan aconsejarme, orientarme en este camino que es el que me gusta, a pesar de mis principios, mi formación, mi religión, ante los demás soy muy femenina, visto a la moda, cabellos largos, piel morena, 1.60 de estatura y delgada. Si cumples mis requerimientos escríbeme a naevaezadriana_22@gmail.com enviándome una fotografía para asegurarme y ten por seguro que también hare lo mismo, desde Venezuela

 Adriana Narvaez

Primera vez, aunque aún no sé cómo explicarlo bien.

Todo comenzó con una amiga, me atraía mucho, pero el caso es que ni yo sé si le atraía a ella.

Ya nos habíamos besado, pero todo había terminado mal.

Un día sábado, que era mi fiesta de cumpleaños, ella fue de sorpresa, ni por la cabeza me pasaba que ella iría.

Bueno, la mamá llegó a verla, pero ella le rogó para que la dejara quedarse a dormir en mi casa, le rogó tanto que la mamá le dijo que sí.

Ya al caer la noche, era un poco tarde; tipo 1 am, yo ya quería irme a dormir y bueno como era mi fiesta, estaba peinada especialmente (tenía una trenza diadema). Ahí fue cuando empezaron las caricias. Como no me la podía sacar, ella accedió cariñosamente a ayudarme a sacármela, fue rosando lentamente mi cara, y ahí fue! yo ya estaba derretida pero sólo trataba de disimular un poco, sólo dirigí la mirada a otro lado. Fui a la cama y le dije hasta mañana, pero lentamente ella se fue apegando un poco a mí, yo sólo me quedé pensando… y sólo la abracé, hasta que después de un momento, finalmente nuestros rosados y pequeños labios de rosaron. Empezamos a besarnos una y otra vez, hasta el punto de excitarnos. 

Me puse encima de ella y comencé a sobar lentamente sus senos, su respiración me indicaba que pedía más. 

Después de un momento, cambiamos de posición, de modo que ella estaba encima mio, mientras explorábamos nuestros cuerpos, empecé a hacer pequeños chupetes en sus senos, los mordía una y otra vez, ella sólo gemía de placer. Volvimos a cambiar de posición de modo que yo estaba encima de ella, fue bajando su mano lentamente por mi torso, sentí un poco de nervios, pero como nos seguíamos besando, se me pasó. Rosó mi clítoris, de modo que me sentí más excitada, hasta que finalmente con sus delicados dedos, me penetraba una y otra vez. Nuestras respiraciones aceleradas, se hicieron solo 1.

Ya al final, la que estaba mojada, obviamente era yo. Para terminar nos seguimos besando, mientras yo rosaba su clítoris. Y nos fuimos a dormir, lo malo fue que al día siguiente ella estaba muy diferente, y eso me puso mal, ya no somos muy amigas y hasta el día de hoy nunca más hablamos al respecto de eso. Aparte actúa como si le molestara que yo fuera así; tan lesbiana.

Para mí fue una gran experiencia, pero bueno, sólo era eso.

Espero les guste.

Todo fue un juego…

Hola pues hoy quiero compartirles mis historia..

Todo comenzó cuando me cambiaron de escuela. Llegué como la niña nueva, no tenia amigos ni amigas, no conocía a nadie, y entonces dos niñas me comenzaron a hacer plática, invitarme a salir, en los equipos del salón, etc… de las dos chavas comencé a tener más química con una de ellas. Eramos más parecidas; con el tiempo, nos hicimos buenas amigas, salíamos al cine, íbamos a tomar, nos contábamos absolutamente todo. Ella decía seguir estando enamorada de su ex novio y yo estaba enamorada de mi ex. Con el tiempo, la amistad creció y comenzamos a decir que eramos esposas, nos agarrábamos de la mano, abrazadas todo el tiempo, claro siempre hablando de los hombres que nos besábamos etc… Después ella comenzaba a besarme en la mejilla, todo el tiempo me besaba el cuello, me abrazaba fuertemente y me decía que qué haría yo si ella me besara en la boca y yo le respondí que nada porque obvio, quería que lo hiciera. De repente me di cuenta que estaba completamente enamorada de ella, sentía una desesperación de estar con ella todo el tiempo, nos decíamos mi amor, mensajes al celular, nos llamábamos todo el tiempo, me besaba el cuello, ya después nos besábamos en la boca ( de piquito) me hacía chupetones en el cuello, me mordía con lujuria, se me sentaba en las piernas, me celaba, etc, todo el mundo decía que eramos novias, que si eramos lesbianas, etc (yo nunca había estado con ninguna mujer).

Pasó el tiempo y el “juego siguió”. El día de mi fiesta de cumpleaños nos besamos intensamente, me sentía en las nubes, aunque rara. Yo estúpidamente pensé que después de eso seríamos novias pero no, todo quedó ahí, y después de eso, ella no me quiso volver a besar ni de pico, sólo abrazos y todo lo demás. Pasamos al siguiente año y al entrar, me enteré de que ella tenía novio, morí de tristeza y desesperación, ella nunca me hablaba de el pero todo cambió, no me besaba, no chupetones, sólo celos y mensajes de amor, Después todo ese año se alejó de mí. Sólo era su novio. No salíamos, y a finales del año sólo fueron problemas muy fuertes, chismes de la otra amiga, etc… salimos de la preparatoria y ambas trabajamos. Ella me visitaba en mi trabajo, yo al de ella, me abrazaba, etc… no como antes pero yo sentía que había algo aún yo seguía enamorada.

Hace poco la invité al antro (gay aunque yo no me considero lesbiana) y me emocioné de que iba a ir porque pensé que todo sería como antes, que me besaría, etc. El caso fue que bebimos demasiado, ella se puso ebria, yo también, entramos y me bailó intensamente, me tocó pero cuando la quise besar no quería… de a buenas o malas nos dimos un intento de beso… yo pensé que a ella no le gustaban las mujeres y por eso me rechazó. Entrada la noche, bailando, volteo y estaba bailando intensamente con otra mujer súper sexosamente, morí de celos y de repente pam…. se besaron intensamente, en ese momento, todo se me vino abajo, me sentí como una estúpida. Lo peor del mundo, fui, la interrumpí y le dije que quería hablar con ella, salimos a la zona vip y le confesé que yo estaba enamorada de ella que siempre lo había estado y ella me dijo… “Para mí sólo fue un juego y tu sólo una amiga más, si te enamoraste fue tu culpa” me sentí basura, me quería suicidar, tuvimos una plática algo extraña, ella me dijo que quería a su novio, etc, etc… pasé días de depresión extrema, todo el día llorando sin poder creer que todo sólo fue un juego… si era tan real, y cómo ella pudo besar a otra que no fuera yo.

La verdad, ahora la sigo queriendo pero tengo que superarla porque para ella sólo fui un juego…..

@Malditalesbianaflexible

Me enamoré de una profesora siendo mujer con novio.

Hola, mi historia comienza hace unos meses atrás, cuando vi a la amiga de mi amiga.. la conocí y fue algo que me nació como un instinto de protegerla y acariciarla, pero jamás ella notó nada porque yo tenía novio, y en resumen, pasaron miles de cosas pero nunca hubo un beso.. tiempo después logro olvidar ese sentimiento que me tenía extraña pues nunca me había gustado ninguna mujer… al pasar los días conocí a la mujer más hermosa del mundo entero, de la cual no le cambiaría absolutamente nada pero es profesora de la universidad y dicen que tiene pareja, pero no importa, la esperaré, porque sé que ella algún día se enamorará de mí.

Lo peor es que en mi familia nadie sabe estos cambios de sexualidad y me da miedo lo que piense mi familia y la gente, pero la amo y para guardarme de las etiquetas sigo con mi novio el cual es bueno pero ya no lo quiero. 

De homofobica a lesbiana.

Estaba en 6to y ella en 8vo grado, entonces la odiaba ya que ella era abiertamente lesbiana, mientras que en mi casa todos eran muy religiosos y yo tenía que callármelo siempre reprimir mis impulsos y sentirme sucia cada noche que me imaginaba besándole el cuello a Paola.

Así pasó mucho tiempo, amándola en silencio, mirándola con odio, hasta que un día me decidí a hablarle y empezó el huracán en mi vida. Aunque fueron muchos líos en el colegio que al final terminaron cambiándome hasta de ciudad.

Fue la mujer de mi vida, y mi primera vez. Salíamos, me escapaba a bailar con ella, le escribí cientos de poesías y otros textos, pero todo se derrumbó cuando nos encontraron besándonos y sin blusa en la biblioteca del colegio… me cambiaron hasta de ciudad y entré en una depresión horrible, ahora ella vive con una chica y 5 años después aún recuerdo su aroma y en mi casa van cerca a tolerarlo del todo.

Es inolvidable. cruzaba la pierna y yo ya estaba babeando.

azul-opheliac

En realidad no cambio mi segunda vez por mi primera

Es cierto, muchas de nosotras hemos conocido a nuestras parejas o ex-parejas por un chat para interactuar con chicas, sin embargo muy pocas hemos encontrado el amor 2 veces. Sí, la primera persona que conocí en aquel chat se convirtió en mi pareja a las 2 semanas de conocernos, me encantaba cómo hablaba, su ideología, cómo se expresaba (es algo que me enamora de una mujer) yo no tenía gran experiencia, pues apenas me había autodeclarado lesbiana frente al espejo hacía menos de un mes a ese acontecimiento, por lo tanto no conocía mucho sobre el tema. Ella vivía en la ciudad donde yo antes estaba viviendo, es decir, amor a distancia; pero tanto fue la suerte que vivía a tan solo 2 cuadras de mi casa en aquella ciudad y no, jamás la había visto. En fin, muchas cosas pasaron con ella, pero voy al punto, la primera vez fue en mi apartamento en mi actual ciudad, ella vino a verme y estuvimos, fue genial no lo negaré, experimentar aquel sexo fue grandioso, sin embargo las veces que estábamos no me llenaba. Terminé con ella a los 7 meses, dirán que fui terrible persona, pero no, era un ciclo que debía terminarse, pues la distancia no nos ayudaba. Quería encontrar una persona en mi actual ciudad, pero no la conseguía. Después de mucho tiempo, aproximadamente un año, un día de viernes 13 estaba tan aburrida que ingresé de nuevo al chat y allí conocí a la que considero al amor de mi vida, teníamos 4 lugares para conocernos y fue por el menos pensado, ella estudia en la misma universidad que yo. La conocí en persona, compartimos cosas y tanto así que sentí el impulso de proponerle noviazgo a las 2 semanas (jajaja no se repite la historia), ella sí me dio guerra para darme el sí, pero al final aceptó. Cuando estuve con ella, fue maravilloso, es como tocar el cielo con las manos, su boca, sus roses, su cuerpo.. todo era increíble en ella, yo era su primera chica, lo cual me hizo sonrojar; en el acto lo hacía como si tuviese experiencia, no se lo dije pues no me gusta alagar a la gente ( es algo que le gusta de mí), viajé a Neptuno y volví, ella me hizo sentir qué era hacer el amor con una mujer.

Ahora somos muy felices juntas, cada vez experimentamos más cosas, y al terminar un orgasmo ( según ella jamás había sentido uno hasta que me conoció) me susurra al oído: Mi amor, eres un excelente polvo, yo no hago más que reír y responder: Con amor, todo es posible :) 

Alexa mG

La única a la que amo.

Bueno mi nombre es Karim , tengo 16 años y estoy en un colegio muy conocido en mi ciudad , todo comenzó el año pasado, cursaba en 9no año de básica y justamente mi guía de curso había hecho un cambio de puestos según ella consideraba, ahí fue que comencé a tratar con ella: Luz, una niña compañera mía. Jamás había cruzado palabra alguna con ella pero de un día para otro comencé a hacerlo.
Repentinamente nos convertimos en súper buenas amigas, pasábamos tiempo juntas, nos llamábamos muchas veces al día, en el curso hasta nos cojíamos las manos, todas las demás compañeras nos molestaban con cosas de que “Uy son novias” o “ohh que bella pareja” “para cuándo la boda”, esas cosas en las cuales nosotras dos nos hacíamos las desentendidas y sólo decíamos somos amigas y efectivamente eso eramos, a lo largo de un tiempo ambas nos fuimos atrayendo más y más.

Ella y yo pasamos por muchas cosas, problemas, sufrimientos, peleas, pero siempre volvíamos como amigas.

Un día, después de un examen, estábamos en la parte de atrás del cole, el patio, éramos 4 chicas y una de ellas me dio un pico, yo por supuesto me quedé muda, ya que jamás había besado a nadie, peor a una chica. Entonces seguimos como si nada, íbamos caminando mis dos amigas adelante y yo con Luz atrás, cuando ella me dijo Karim dame un beso, yo obviamente me negué pero ella se puso delante de mí y le di un beso simple y rápido. Ese día llegué a mi casa y recibí un mensaje de ella, decía que le había gustado el beso y que quería repetirlo al siguiente día.


Al otro día nos quedamos en el cole hasta el último, yo nerviosa esperando el beso, y ansiosa, luego de casi una hora ya eran como las 5 y 30 pm yo no pude contenerme más y le di un beso corto nuevamente no duró ni 2 segundos, prácticamente un pico. Me levanté rápidamente de donde estábamos sentadas y me dirigí hacia la puerta principal del cole, ella me detuvo y nos dirigimos hacia un curso vacío… ahí estábamos pero yo moría de la vergüenza… no hicimos nada, ya que una profesora se cruzó y nos sacó corriendo, ese momento me maté de la risa, salimos casi casi corriendo, en el camino la cogí del brazo y estaban ahí algunos maestros, nos dimos la vuelta, detrás habían unas escaleras, y ahí fue ♥ , mi rostro se acercó al suyo, y sus labios a los míos y ocurrió el beso que tanto esperábamos mi primer beso con una mujer, bueno con una niña… la niña que más amaba en mi vida, minutos hermosos que cada vez que los recuerdo vuelvo a sentir aquellas mariposas en el estómago que sentí en aquel momento.

Después del beso salimos, nos despedimos como si nada, yo no pude dejar de pensar toda la noche en aquel beso, esa misma noche por mensaje ella se me declaró, me dijo que estaba sintiendo algo por mí y yo le dije que también. Desde ahí cada momento con ella era inexplicable, bello, lo mejor, nos comíamos prácticamente a besos, cada beso era acompañado de adrenalina por miedo a que alguien nos descubriera en el cole. La acompañé en todo, incluso porque ella se quedó suple en el cole, no saben cuánto lloré el día en que me llego la noticia de que se quedó de año y me llegó el mensaje de que no sabría más noticias de ella. Y así fue, hoy ya a 6 meses que estoy en 10mo y ella sigue en 9no, me dejó de hablar, lo último que me dijo fue Te amo, nunca lo olvides, aunque pase lo que pase y aunque pueda cambiar. Aún la extraño y debo confesar que he llorado mucho por ella, todas las noches y aún peor cuando la beso en el cole, está hermosa y ella me queda mirando, me lanza esa mirada que me paraliza pero ni una palabra. Esta historia no fue una de encuentro sexual pero sí la primera vez que besé a una mujer, la amo con toda mi vida.

Karim

No sé cómo fue, pero ME ENAMORÉ.

Todo comenzó el 21 de septiembre de 2009. Ese día la conocí, y empezamos una linda amistad, que mientras más tiempo pasaba cada vez era más cercana. Desde que la conocí supe que sería especial, me gustaban sus labios y pensaba ¿Qué se sentirá besarla? pero nunca lo hice, pues antes no estaba de acuerdo con besar a una mujer ni mucho menos formar una relación con ella.

Cuando cursábamos el último año de bachillerato, el lazo de amistad era mucho más fuerte. Ella siempre me celaba, pero cada vez eran más fuertes los celos que ella tenía hacia mi novio, eran descontrolados. Me quería solo para ella. Se molestaba cuando le hablaba de él, cuando estaba con él, y nunca estuvo de acuerdo con esa relación. Y yo de igual forma la celaba a ella, pues ella tenía una amiga con la que siempre hablaba, y cada vez que sabía que ellas hablaban me molestaba demasiado, pero ¿qué podía hacer? ella sólo era mi amiga. Aunque ella y yo siempre nos jugábamos como si nos gustáramos, nos abrazábamos a cada ratico, ella siempre besaba mi mejilla y a veces hasta mi boca, al principio la golpeaba, pero sí que me gustaba este juego. Nuestra amistad siempre fue diferente, más especial que cualquier otra. pero sólo eso era, una “Amistad”. Hasta que una vez, yo decidí jugarme con ella intentando besarla pero me volteó la cara, quizás por el asombro. Hasta el 16 de marzo. En casa de una amiga, aceptamos darnos un beso, quizás por experimentar, o por probar por fin esos labios… pero nos besamos. y desde ese día, todo cambió. Cada vez que podíamos nos besábamos. No lo podía creer. Pensaba: ¿Besando a una mujer? ¿A MI MEJOR AMIGA? y ¿qué pasará si todos se enteran? eso no está bien. Pero aún así, decidimos continuar. A los días, ella inició la conversación de que sentía cosas por mí… y me sentí aliviada y feliz pues yo también sentía cosas por ella, que no se las había confesado porque no sabía si ella sentiría lo mismo que yo. Pero resulta que ¡Nos estábamos enamorando! y continuamos con los besos, las caricias, los abrazos.. hasta que luego de unas semanas, un 21 le pregunté si quería ser mi novia y aceptó. Me sentí tan feliz. Era inexplicable lo feliz que me sentía de que fuera mi novia! Cada día que compartíamos era inolvidable, todos los recuerdos. Especialmente un viaje que hicimos con nuestros compañeros de grado, todas las noches dormía con ella, pues desde que la conocía era la primera vez que dormíamos juntas. Y esa primera noche pasó, me regaló su primera vez. Se entregó a mí como nunca se había entregado a nadie :$ todo empezó con unos besos con chocolate… fue algo hermoso, a pesar de que ella no podía hacerme nada a mí, yo también me excitaba. No puedo describir lo precioso que fue hacerla mía! y desde todo ese tiempo hasta acá, hemos estado totalmente enamoradas, arriesgándonos a todo. Pero siempre juntas. Y aunque sólo llevemos 3 meses con 19 días, puedo decirles hoy que ella ES y SERÁ SIEMPRE EL AMOR DE MI VIDA! La primera, única y última mujer en mi vida y la que amaré siempre con todo mi corazón. Ya que desde ese primer beso, ella marcó mi vida y la cambió por completo. 

Carolina 

No soy la única, que se enamoró de su amiga de la uni…

Mi historia siempre fue la misma hasta que la conocí, salía con chicos, con el que quisiera y sin tener nada serio con ninguno, y jamás se me había pasado por la mente experimentar estar con una mujer; luego empecé la universidad, no recuerdo cómo la conocí, sólo sé que había algo en ella que me inquietaba, algo que me causaba gran curiosidad y que no tenía idea de qué era pero estaba dispuesta a averiguarlo… Durante las clases la observaba, no sé bien por qué pero así era y ella lo notaba pero yo me hacía la loca, tiempo después nos convertimos en amigas y le contaba mis aventuras con los chicos con quien salía y a ella no le agradaba mucho que digamos pero igual no me lo decía directamente. Nuestra amistad se fortaleció como nunca lo imaginé, todo lo hacíamos juntas, desde los trabajos de la uni hasta lo más rutinario como buscar en el colegio a mi hermanita; que a su lado era algo mágico, no deseaba despegarme de su compañía y la hora de despedirnos era bien melancólica. Nos escribíamos mensajes de texto triviales pero siempre estábamos en contacto. Un día luego de que se arrechara por una de mis locas aventuras nos fuimos cada una a su casa y no dejaba de pensarla, me hacía demasiada falta su cercanía pero no me explicaba el por qué (claro en algún momento pensé en que me podía gustar pero la idea me dio escalofríos y la descarté), a las horas me confesó que le gustaba y sentí un torbellino de emociones que pensé que me desmayaría o me daría un infarto de la taquicardia que me dio, cuando me recuperé le confesé que también sentía algo… pasaron los días y la tensión que había al estar cerca de ella era tremenda, un día fui a su casa y estando en su cuarto sentí nervios, me acosté en su cama y la observaba, la deseaba, pero estaba paralizada, se me acercó y sentí una sensación que no supe nunca describir y así entre muchos detalles que no recuerdo (quizás porque perdí el conocimiento) nos besamos por primera vez, suave, delicado, nervioso, y excitante, nuestras respiraciones se hacían profundas fue como quedarte sin palabras al ver el paraíso, algo impresionante debo decir. Los besos siguientes eran más profundos y apasionados acompañados de caricias que me mojaban hasta más no poder, y que aún hoy al recordar causan el mismo efecto.

Pasó poco tiempo para que llegara el momento de sentir a esa mujer que me enloquecía con sus besos, siempre pensé que también era su primera vez en esos menesteres pero la verdad la descubrí mucho después. Nos besamos casi hasta desgastarnos los labios, las caricias hacían estremecer mi cuerpo y desearla más a pesar de no tener idea de qué hacer. Sentí sus manos en mi sexo y con eso una explosión de sensaciones y humedad, mi clítoris duro. Sabía que esto no lo había sentido nunca y sus manos me recorrían hasta hacerme gemir del más puro placer, su lengua devorando mi humedad y mis ganas de ser penetrada me llevaron al clímax, sus dedos se adentraron en mí, me mantuvieron deseosa todo el tiempo, lo disfruté muchísimo y quise probar cómo era sentir a otra mujer que no fuese yo, mentalmente recordaba lo que me gustaba que me hicieran y así fue como experimenté hacerle sexo oral a esa mujer divina que veía durante clases sin razón, heme allí disfrutando sus fluidos y viviendo un clímax sin fin, también dudó de si era mi primera vez por la forma en que la hice mía (yo también me sorprendí jaja) y luego de esa vez las que siguieron se hicieron cada vez mejores e intensas, lo hacíamos casi todos los días, en todos lados, a toda hora… y aun después de 6 años de dichas y desdichas hacer el amor con ella es lo máximo! Estuve con un hombre y no fue emocionante, estuve con otra mujer y fue bueno… Pero la conexión con ella al entregarnos es única e inigualable. 

Carola

Mi primera vez, mas no mi primer amor…

De la nada…

Todo comenzó cuando me enteré que mi mejor amigo era gay, me sorprendió pero me hizo amarlo más, ahí me di cuenta que desde siempre me han llamado la atención las mujeres, entré a la universidad y de la nada me empezó a hablar esta mujer de 1,54 de estatura y pelo negro, al principio no me atraía físicamente, pero me hice buena amiga de ella, hablábamos a diario por el blackberry, hasta que se volvió indispensable en mi vida, y se me declaró, me comentó que le gustaría experimentar con mujeres y que yo le gustaba, desde ahí empezamos con la coqueteadera y un día que estábamos estudiando para un parcial, quedamos de frente y ella no se atrevía a darme un beso así que se lo di yo. Y ahí empezamos. cada vez que podíamos inventar algún estudio lo hacíamos, era la primera vez con una mujer para ambas, por lo inexpertas nos tomó mas tiempo de lo normal, llegué a amarla mucho, primer amor de mi vida. Lástima que ella era muy celosa y problemática y no pudo funcionar, pero me abrió las puertas a un mundo que no me atrevía a explorar, entre esos, el amor. Ahora ella volvió a los hombres y yo decidí nunca más hacerlo, lo mío son las mujeres. 

Laura

Button Theme